Skip to main content
x
La Isla, Soacha

Dayana, Migrante Venezolana

Hace dos meses llegamos a Colombia procedentes de Venezuela. Tomar la decisión de venirnos a Colombia no fue nada fácil.   Nos vinimos sin documentos, así que tuve que meter a mi hijo en una maleta viajera para poder pasar la frontera; aquí llegamos a casa de un amigo quien fue el mismo que nos prestó dinero para los pasajes hasta Bogotá.  Tener que salir de un lugar con dificultades y diferentes necesidades,  para enfrentarse a otras nuevas en un país que no conoces, donde tampoco puedes acceder a empleo, ni servicio de salud,  ha sido todo un reto para mi familia.  En el día de hoy me siento afortunada de encontrarme con ustedes ya que desde que llegue no he podido acceder a servicio de salud y desde hace rato me estaba doliendo una muela.  Hoy en esta brigada el odontólogo me atendió.   Mi hijo también paso por el servicio de medicina general.   Hable con la Trabajadora Social y ella me ayudo para que lo viera una doctora que casualmente también viene de Venezuela, la verdad ella me hizo llorar porque ambas hemos sufrido los efectos de esta migración forzada.  Le conté toda mi experiencia e historia para llegar a Colombia.  Recibí una atención digna, amorosa y eso me ayudo a recuperar el animo.