Fundación Viva Air y Conviventia impactando vidas

Conviventia en alianza con la Fundación Viva Air están transformando a 20 jóvenes con educación de calidad para formarse como auxiliares administrativos. Conoce más en «Fundación Viva Air y Conviventia trabajando juntos para capacitar y transformar vidas».

Victor Manuel Hernández

Uno de los jóvenes que está recibiendo esta formación es Víctor Manuel Hernández Coll, quien nació en Venezuela en el estado de Carabobo en un pueblo llamado Mejuma.

Su historia

Víctor refiere que su infancia fue muy bonita hasta los nueve años, año en el que su padre fue asesinado por la delincuencia, suceso que marcó fuertemente su vida.

Más adelante, la madre de Víctor se une a una nueva persona con la que emprendió en una academia de música y baile, teniendo éxito y bastante prosperidad con esta. Lamentablemente a causa de situaciones sociopolíticas y económicas que se agudizaron en el país, debieron migrar a Colombia. 

Aunque les tocó empezar de nuevo, sienten esperanza en Colombia. Victor terminó el año pasado su bachillerato, y está feliz de poder seguir estudiando gracias al patrocinio de la Fundación Viva Air y Conviventia.

Ser inmigrante no es fácil, pero Victor sabe que puede lograr sus sueños teniendo fe, esperanza y creyendo en Dios.

Experiencia con el programa

Victor nos cuenta que le agrada la forma lúdica y pedagógica del instructor para tratar los diferentes temas administrativos. Esto lo incentiva a querer generar un mayor saber en cada sesión recibida.

Para su futuro desea estudiar administración de empresas y poder crear una academia de artes en Bogotá, para que sus padres puedan seguir bendiciendo y disfrutando del arte y que muchas personas desarrollen esas habilidades innatas que todo ser humano tiene.

Victor piensa que es increíble y maravilloso encontrar a personas que quieran donar ayudas generosas a personas venezolanas.

“Les agradezco de corazón y les quiero compartir un versículo que me inspira cada día:

Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús” (1 Tes 5:18).

Dice Víctor

Mayoleth Loaiss Sanabria

Mayoleth Loaiss Sanabria Vargas actualmente vive con su hermana menor y pareja sentimental, convivió hasta inicios del presente año con su madre, padrastro y hermano. 

Su historia 

A inicios de año su madre viajó con su padrastro de forma ilegal a los EE.UU en busca de mejores oportunidades, así que ella quedó a cargo de su hermano y del negocio familiar.

Mayoleth manifiesta que desde pequeña su familia ha trabajado en el cerro de Guadalupe vendiendo arepuelas las cuales tienen una receta familiar, tradición que ha permanecido desde hace aproximadamente cuarenta años. Su madre la dejó encargada del negocio familiar para que la receta de las arepuelas y la tradición familiar no se terminará; desde entonces Mayoleth ha estado a cargo del negocio.

Experiencia con el programa

Se enteró de la convocatoria para el Técnico Laboral en Auxiliar Administrativo patrocinado por la Fundación Viva Air, siendo seleccionada.

Sus días son agotadores por la responsabilidad del cuidado de su hermano, los días de estudio del técnico laboral, el trabajo lo dispone los fines de semana, sin embargo, está agradecida de poder crecer en sus estudios.

Para su futuro, desea seguir con este emprendimiento familiar e implementar en él, todos los conocimientos administrativos impartidos en el programa. Gracias al programa ha disminuido su timidez y ahora se siente como una mujer fuerte y valiente. Le agrada aprender sobre el servicio al cliente, en especial recordar el buen trato que cada ser humano debe tener en la vida, ya que tiene la convicción de que su propósito de vida es servir y ayudar a otros.

Mayoleth da gracias a la Fundación Viva Air y Conviventia por tan bonito corazón, ya que no todo el mundo desea ayudar al prójimo.

«Sé que realmente hacen sonreír a Dios con cada esfuerzo que hacen por bendecir con sus donaciones y mejorar la vida de muchos colombianos».

Dice Mayoleth

Más noticias